Destacados
Principais cambios nas prestacións por desemprego (xullo 2012)
Actualizado o 28 de xullo coas modificacions a respecto dos contratos a tempo parcial e a súa compatibilidade coas prestacións

A insurrección siria no seu contexto
Stephen Gowans

Libia e os medios de comunicación "alternativos"

Libia: o Imperialismo e a Esquerda
Stephen Gowans

Khrushchev Mentiu, o libro de Grover Furr agora en inglés

Georgian Times entrevista a Grover Furr

As Tres Bagoas do Mundial

Como en Grecia: érguete e anda

Sete toneladas de Lenin en Seattle

Liberdade Arenas!

Novo couce á Historia: a OSCE aproba declarar o 23 de agosto Día das Vítimas do Estalinismo e o Nazismo

Holodomor:
Falsificando a Historia
Biblioteca
Marxista-Leninista

Textos

MRTA-Venceremos, comunicado de apresentación
20/11/2006


A princíos deste mes de novembro, un grupo de militantes do MRTA peruano, abandonaron esta organización para criar o MRTA- Venceremos. Acusan aos seus antigos compañeiros de renunciar ao combate polo socialismo: " Hoxe, 4 de novembro, cando se cumpre outro cabodano da sublevación Tupacamarista, erguemos as nosas bandeiras revolucionárias para diferenciar-nos das posicións claudicantes, pacifistas, eleitoralistas e oportunistas do MRTA, constituindo unha nova organización político-militar: MOVIMENTO REVOLUCIONÁRIO TUPAC AMARU "Venceremos" - MRTA-V. Ao asumir esta decisión aceitamos a nosa responsabilidade, co povo e cos nosos mártires revolucionários, de continuar loitando coas armas na man até conquistar o socialismo."

O Movimento Revolucionário Tupac Amaru-"Venceremos" (MRTA-V) dirixe-se ao Povo Peruano:
4 de Novembro
1780-2006
226 anos de Resisténcia, a Loita Revolucionária continua.

1. Tupac Amaru... Vive, Volve e Vencerá!!!!

Hai 226 anos Tupac Amaru II comezou a máis grande sublevación contra o colonialismo español. Esta grande Rebelión tivo carácter popular e revolucionário, dando início a loita pola liberación nacional.

Tupac Amaru proclamou a liberdade e a independéncia de América, loitou pola igualdade e a xustiza, contra toda forma de escravitude e servidume.

O líder rebelde foi traicionado e derrotado, o colonialismo español asasinou con extrema brutalidade a quen ousaron loitar para liberar a un povo, Tupac Amaru foi torturado e descuartizado, nun inútil intento por acabar coa rebelión dun povo que reclamaba xustiza e liberdade.

A sua loita non foi inútil, constituindo-se na semente que fixo xermolar a loita libertária e revolucionária do noso povo.

2. Diferenciar-se das posicións claudicantes

Hoxe, 4 de novembro, cando se cumpre outro cabodano da sublevación Tupacamarista, erguemos as nosas bandeiras revolucionárias para diferenciar-nos das posicións claudicantes, pacifistas, eleitoralistas e oportunistas do MRTA, constituindo unha nova organización político-militar: MOVIMENTO REVOLUCIONÁRIO TUPAC AMARU "Venceremos" - MRTA-V.

Ao asumir esta decisión aceitamos a nosa responsabilidade, co povo e cos nosos mártires revolucionários, de continuar loitando coas armas na man até conquistar o socialismo.

Un dos defectos que criticamos aos dirixentes que fican no MRTA é a avaliación para materializar unha proposta revolucionária, que proclame sen rodeos os ideais dos grandes revolucionários da história: Tupac Amaru, Marx, Lenin, Mariategui e Ernesto Che Guevara.

Desde hai algúns anos, dentro do MRTA, foron madurando posicións oportunistas, reaccionárias e traidoras, e as dificuldades que agora se topa como organización son consecuéncia do debilitamento provocado pola política oportunista seguida por algúns falsos marxistas no seu interior.

Nestes últimos anos comprobou-se que esta política oportunista, de renúncia á loita armada para conquistar o poder, acaparou a maioria da dirección do MRTA, imprimindo-lle métodos de traballo pacifistas. O lastre destes métodos de traballo trouxo consigo a inércia case total e a falla de fe na revolución.

O sacrifício do Comandante Néstor Serpa, identificado cos ideais marxistas, ensinou-nos que a época dos conformistas que se disfarzaban de marxistas pertence ao pasado.

3. Alan Garcia: Asasino, ladrón, demagogo e reaccionário

A cen dias de comezado o governo de Alan Garcia, constatamos que está implementando unha política socio-económica que continua beneficiando aos grupos de poder económico da direita fronte as xustas reivindicacións do povo. A burguesia nativa continua acumulando riquezas a costa da pobreza das grandes masas. Asemade, o seu governo é pro-imperialista e formou alianzas cos sectores reaccionários das forzas armadas, defendendo a quen violaron os direitos humanos.

Alan Garcia é un inimigo do Povo e declarmos que non imos outorgar nengunha trégua ao seu governo antipopular, entreguista e mafioso.

4. A Loita polo Socialismo continua

Moitos mártires tupacamaristas ofereceron heroicamente as suas vidas por construir un Perú Socialista e hoxe constituen un exemplo para os compañeiros revolucionários que nos propoñemos continuar, cheos de coraxe, o combate a prol dun cámbio radical do sistema capitalista, sistema de explotación e opresión, que domina ao povo peruano e a case toda América Latina.

Novamente en Perú, a nosa organización revolucionária atopa-se en condicións de continuar sen pausa a acción revolucionária.

No reinício da loita armada, ocuparon un lugar destacados os combatentes novos de diferentes zonas de Perú que están dispostos a aportar os sacrifícios necesários neste xornada de loita por implantar o socialismo en Perú.

O desenvolvimento do noso accionar político-militar implementara-se en todo Perú, tendo-se constituidos as seguintes frontes rexionais:

Rexión Norte: "Jorge Talledo Feria"
Rexión Nor-Oriente: "Osler Panduro Rengifo"
Rexión Oriente: "Vladimir Quispe"
Lima Metropolitana: "Néstor Cerpa Cartolini"
Rexión Centro: "Antonio Meza Bravo"
Rexión Sur Andino: "Tupac Amaru"
Rexión Sul: "Fernando Valladares"

Queremos subliñar a alta misión que corresponde desenvolver ao Povo peruano no combate por labrar a Revolución no Perú, por forxar unha pátria na que só haxa lugar para a xustiza, o benestar e a prosperidade para todos, é dicer, unha pátria socialista. O povo peruano deve organizar-se, o povo peruano deve fortralecer todas as formas de loita.

A experiéncia histórica ensina que non pode haber paz entre ricos e pobres. A experiéncia histórica ensina o seguinte: ou os ricos explotan aos pobres, ou os pobres se liberan eliminando os priviléxios dos millonários.

Recollendo o legado revolucionário de Tupac Amaru decidimos continuar a loita revolucionária que el encetou.

O camiño da vitória reclama heroicos sacrifícios, a nosa vontade pora-se a proba unha e mil veces, mais estamos certos que VENCEREMOS!!!

VIVA A REVOLUCIÓN TUMACAMARISTA!!!
TUPAC AMARU... VIVE E VENCERÁ!!!
COAS MASAS E AS ARMAS... VENCEREMOS!!!
PÁTRIA OU MORTE... VENCEREMOS!!!

Dirección do Movimento Revolucionário Tupa Amaru - Venceremos, MRTA-V
Perú, 4 de novembro de 2006.

Ler o comunicado

Etiquetas:

13 Comments:
  • At 11/21/2006 11:45:00 da tarde, Anonymous Anónimo said…

    MRTA-VENCEREMOS, organización político-militar del Internet.



    Señores de la llamada organización MRTA –VENCEREMOS;



    Mucha lastima por ver un cascaron mas de la llamada organización MRTA- VENCEREMOS, también de otra parte nos da risa, que algunos supuestos revolucionarios estén utilizando el nombre y prestigio del MRTA para consolidarse como una organización. Los oportunistas, traidores son uds los 3 o 5 pelagatos supuestos revolucionarios que en la practica son personas contra revolucionarias…



    Señores del MRTA-VENCEREMOS, de que accionar hablan si Uds. son solo 3 a 5 pelagatos que tratan de subirse al prestigio de una verdadera organización revolucionaria como es el MRTA, tratan de llamar la atención de las organizaciones Político-Militares internacionales para que puedan seguir viviendo del dinero y apoyo de esas organizaciones uds. Viven de la gloria y entrega de los verdaderos tupacamaristas.



    Desde aquí invocamos a la comunidad internacional que esa llamada organización MRTA-VENCEREMOS es un cascaron, una organización político-militar solo en la Web solo en la red del Internet, mas no asi en el escenario nacional del Perú.

     
  • At 11/21/2006 11:47:00 da tarde, Anonymous Nestor Cerpa CArtolini said…

    MRTA-VENCEREMOS, organización político-militar del Internet.

    Señores de la llamada organización MRTA –VENCEREMOS;

    Mucha lastima por ver un cascaron mas de la llamada organización MRTA- VENCEREMOS, también de otra parte nos da risa, que algunos supuestos revolucionarios estén utilizando el nombre y prestigio del MRTA para consolidarse como una organización.Los oportunistas, traidores son uds los 3 o5 pelagatos supuestos revolucionarios que en la practica son personas contra revolucionarias…

    Señores del MRTA-VENCEREMOS, de que accionar hablan si Uds. son solo 3 a 5 pelagatos que tratan de subirse al prestigio de una verdadera organización revolucionaria como es el MRTA, tratan de llamar la atención de las organizaciones Político-Militares internacionales para que puedan seguir viviendo del dinero y apoyo de esas organizaciones uds. Viven de la gloria y entrega de los verdaderos tupacamaristas.

    Desde aquí invocamos a la comunidad internacional que esa llamada organización MRTA-VENCEREMOS es un cascaron, una organización político-militar solo en la Web solo en la red del Internet, mas no asi en el escenario nacional del Perú.

     
  • At 12/01/2006 05:55:00 da tarde, Anonymous MRTA said…

    UNA ACLARACIÓN NECESARIA

    ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:

    A través de la web: www.cedema.org y del correo electrónico mrta_venceremos@yahoo.com se ha difundido un comunicado, que da cuenta de la formación de una nueva organización que proclama su "deslinde con las posiciones claudicantes, pacifistas, electoreras y oportunistas al interior del MRTA..." (sic)

    Frente a la difusión pública de este comunicado, como VOZ REBELDE, órgano oficial del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, nos vemos en la obligación de responder a este documento que ha sorprendido e indignado a nuestra militancia y objetivamente ha creado confusión entre nuestro pueblo y organizaciones hermanas y de solidaridad, quienes nos han escrito para solicitarnos información sobre este tema y sobre nuestra situación actual como organización política revolucionaria.

    SITUACIÓN POLÍTICA ACTUAL

    En principio la izquierda peruana, en general y nuestra organización en particular, atraviesa por un periodo muy difícil, tras más de 20 años de guerra interna, de terrorismo de estado y de una política psicosocial cuyo objetivo fue desprestigiar la lucha armada, como método de lucha, vinculándolo al terrorismo puro y duro que impulsó y desarrolló el fundamentalismo gonzalista.

    De otro lado, la política represiva del estado peruano, so pretexto de combatir a la subversión, persiguió, encarceló, torturó y desapareció no sólo a los guerrilleros, supuestos "delincuentes terroristas", si no también al movimiento obrero y popular, a los dirigentes gremiales, sindicales y populares a lo largo y ancho del país, con el claro objetivo de impedir toda forma de movilización y protesta organizada contra la política neoliberal que se implementó en la década del 90, bajo el régimen dictatorial del corrupto y genocida Alberto Fujimori.

    En ese contexto, debemos señalar la actitud "prudente" de la izquierda tradicional, que asumió una clara y firme posición contra el "terrorismo", tras las declaraciones del dictador que instaba a la izquierda a "definirse entre democracia o el terrorismo"... lo que en lenguaje actual del gendarme imperialista, George Busch, se traduce como "o estás conmigo o estás contra mí".

    También debemos señalar que a esta toma de posiciones, contribuyó elaccionar irracional del fundamentalismo gonzalista, que con el argumento de "combatir el sindicalismo "amarillo" y el reformismo revisionista de la izquierda", inició una campaña de asesinatos selectivos de dirigentes gremiales y militantes de las organizaciones de izquierda, así como de combatientes y militantes tupacamaristas. Estas circunstancias y los errores cometidos por el movimiento guerrillero, dieron la posibilidad al estado peruano de derrotar militarmente a los grupos subversivos, así como desmovilizar y descabezar al movimiento obrero y popular; lo que objetivamente a propiciado una eventual como coyuntural victoria de la burguesía, que a conseguido retrazar el proceso revolucionario peruano, lo que no impedirá su continuidad y mucho menos la conquista de una nueva sociedad justa, digna y libre de la opresión y explotación del capitalismo neoliberal.

    La Revolución, una necesidad histórica

    Para nosotros, los explotados y vilipendiados por el sistema capitalista neoliberal, la revolución socialista más que un ideal teórico o utópico es una necesidad histórica que construiremos con convicción, decisión y sobre todo con organización. Por consiguiente, para los tupacamaristas, la revolución es un proceso político conciente que nada tiene que ver con el voluntarismo o caudillismo de la pequeña burguesía.

    Acumulación de fuerzas para la revolución

    Una revolución es un permanente proceso de acumulación de fuerzas para alcanzar el objetivo estratégico: la toma del poder político por el proletariado; cómo acumulemos fuerzas para alcanzar el objetivo estratégico, se desprenderá del "análisis concreto de la realidad concreta" del periodo y la coyuntura política por la que atraviesa el país.

    La estrategia, la táctica y los métodos de lucha
    La revolución es esencialmente una acción política que para la consecución de sus objetivos: el poder político, implementa diversas formas y métodos de lucha, según las circunstancias y necesidades del periodo y la coyuntura política.

    En lo referente al objetivo estratégico: la toma del poder político por el proletariado, debemos ser inflexibles pero en lo referente a como logremos ese objetivo, la forma y el método es decir la táctica que empleemos deben ser lo suficientemente amplias y flexibles para ir incorporando a todo el pueblo al proceso revolucionario.

    ANÁLISIS DE SITUACIÓN POLÍTICA

    En un breve análisis de la situación política, podemos decir que el periodo político por el que atraviesa el continente Latinoamericano y nuestra patria, esta signado por una ofensiva contra revolucionaria con claro predominio del imperialismo yanqui, que tras la caída del campo socialista se ha constituido en el gendarme mundial que impone sus políticas de rapiña a sangre y fuego. Pero en medio de esta hegemonía imperialista, se ven ya indicios de que los pueblos van lentamente retomando sus movilizaciones y luchas, al tiempo que instintivamente asumen posiciones de izquierda y socialistas, tras más de 30 años de fracaso del modelo capitalista neoliberal.

    Este viraje hacia la izquierda a dado como resultado la existencia de Gobiernos "democráticos de izquierda" en Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia y últimamente Nicaragua.

    América Latina, es hoy el escenario de nuevas jornadas de movilización y lucha en un espacio que hasta muy poco era considerado exclusivo y hegemónico por las clases dominantes: los procesos electorales y la democracia burguesa; instancias o espacios políticos, que muchos "revolucionarios" menospreciamos.

    Esa "democracia" que el imperialismo hizo suya, como símbolo de su sociedad de consumo y libre mercado, que sin embargo debido a su carácter agresivo y rapaz, niega en la práctica avasallando los más elementales derechos de los pueblos y aún en su propio territorio, lo que en las actuales circunstancias posibilita que la "democracia", como demanda de los pueblos, hoy se constituya en elemento desestabilizador y subversivo para el imperialismo; por lo que la lucha por la "democracia" y la defensa de los derechos civiles y ciudadanos se constituyen hoy en una bandera de lucha que hay necesidad de enarbolar y agitar como una forma de movilizar y organizar al movimiento obrero y popular.

    El Perú de hoy

    El pueblo peruano no es ajeno a la realidad que vive el mundo, lo que se expresa en lo siguiente:

    1- En primer lugar, en el Perú la ofensiva contra revolucionaria tuvo en la dictadura fujimorista su más alta expresión, debido al terrorismo de estado, a su capacidad para aprovechar los errores del fundamentalismo senderista y los nuestros, derrotó al movimiento guerrillero e impuso el modelo neoliberal.

    2- La acción del comando Edgar Sánchez, como respuesta organizada y armada al capitalismo salvaje y a la dictadura fujimorista, puso en evidencia lo nefasto y brutal del modelo neoliberal y descubrió a los ojos del mundo la política de terrorismo de estado que el régimen fujimorista implementó para imponer el modelo neoliberal, modelo económico que el pueblo peruano había rechazado mayoritariamente en el proceso electoral de 1990.

    3- Si bien es cierto, al aniquilar al comando Edgar Sánchez, el régimen fujimorista obtuvo una victoria militar, en lo político le significó una victoria pírrica, en tanto que la acción del comando demostró a nuestro pueblo que la dictadura no era invencible y podía ser derrotada con decisión, conciencia y organización; por otro lado, dicha acción apertura un nuevo escenario político que el pueblo en su accionar fue llenando a lo largo y ancho del país y que tuvo su más alta expresión en la marcha de los 4 suyos, propuesta política de nuestra organización, que de manera oportunista fue asumido por el toledismo, ante nuestra debilidad orgánica y carencia de cuadros públicos que se pusieran al frente del movimiento de masas.

    4- La evidente corrupción del régimen fujimorista puesta al descubierto por los vladivideos y la creciente movilización popular, hicieron posible la caída del dictador y el advenimiento de un gobierno de transición y el posterior retorno a la democracia.

    5- Con el retorno a la democracia formal, la situación de opresión y explotación, de creciente pobreza y desempleo generalizado no ha cambiado, pero se dan las condiciones necesarias para implementar tareas tendientes a reorganizar el movimiento obrero y popular, centralizar sus dispersas luchas y hacerlas trascender de luchas reivindicativas a verdaderas luchas políticas; tareas que lamentablemente han sido casi abandonadas por la izquierda tradicional y que nosotros no estamos realizando con la contundencia necesaria debido a nuestras debilidades orgánicas; generándose así un espacio para el surgimiento de posiciones nacionalistas pequeño burguesas, que con un lenguaje populista y seudo radical y "anti sistema" pretenden arrastrar a vastos sectores de la población y a un sector de "izquierda" para quienes la "democracia burguesa" constituye un fin en si mismo.

    De este sucinto análisis de la situación política nacional, podemos concluir que en términos generales y sin temor a equivocarnos, existen condiciones objetivas para el desarrollo de un verdadero proceso revolucionario; por un lado, la crisis del capitalismo, se ha visto agravado por el fracaso de su modelo neoliberal; modelo económico que propicia el saqueo y depredación de nuestros recursos naturales y humanos a favor de las transnacionales; y pese a que los gobiernos de turno alaban sus logros y "éxitos macro económicos", esto no beneficia en nada a nuestro pueblo y cada vez profundiza las desigualdades sociales; de otro lado, pese a que la burguesía ha derrotado al movimiento guerrillero, ha desarticulado al movimiento obrero y popular, y al reciente y estrepitoso fracaso de la izquierda institucional en el pasado proceso electoral, no puede mantener bajo su control e influencia al conjunto del pueblo, que pese al repliegue y dispersión no se somete a la influencia ideológica de la burguesía y aspira, de manera instintiva, a un necesario cambio en sus condiciones de vida.

    En términos marxistas, estas constituyen las llamadas condiciones objetivas para un proceso revolucionario. Pero un proceso revolucionario no se desarrolla sólo por la existencia de condiciones objetivas, junto a las condiciones objetivas deben existir y desarrollarse las condiciones subjetivas: la organización consciente del proletariado y el partido revolucionario.

    La tarea de los revolucionarios

    Hoy las masas están virando instintivamente hacia posiciones de izquierda, pero no tienen aún una organización fuerte y cohesionada ni la conciencia e independencia política de clase y por eso pueden ser confundidas y arrastradas fácilmente hacia posiciones nacionalistas pequeño burguesas y reformistas que nada tienen que ver con las aspiraciones socialistas del proletariado revolucionario.

    Frente a esta realidad de confusión y dispersión, debemos preguntarnos: ¿Cuál es el papel de los revolucionarios y del partido en el proceso de la lucha de clases? A esa pregunta sólo podemos responder que el papel de los revolucionarios y del partido es la de contribuir a crear conciencia y organización, incorporar al proceso revolucionario a los más amplios sectores del pueblo y desarrollar la más amplia unidad e influencia política e ideológica en el seno del pueblo, combatiendo las posiciones confusionistas y oportunistas; derrotando el escepticismo y la dispersión; fortaleciendo su moral y convirtiendo sus luchas aisladas y reivindicativas en luchas centralizadas y sobre todo políticas. Estas son hoy, las tareas más importante de los revolucionarios.

    La espontaneidad de las luchas populares:

    En nuestra izquierda, hay camaradas que afirman que "sólo el pueblo salvará al pueblo", pero un pueblo sin organización y conciencia será fácil presa de aquellos que pretenden mantenerlos atados al yugo de la opresión y explotación capitalista. Como revolucionarios asumimos que son los pueblos organizados y con clara conciencia de la necesidad de las transformaciones sociales, los que hacen la historia.

    En la historia de la lucha de clases, podemos encontrar ejemplos de cómo pueblos sin la suficiente conciencia política y con una alta dosis de espontaneidad, en determinadas condiciones pueden alcanzar niveles muy altos de movilización y violencia, al punto que pueden traerse abajo a regímenes dictatoriales o gobiernos que no toman en cuenta las necesidades y aspiraciones populares. Un ejemplo de esto lo vivimos en la década del 70 en nuestro país, cuando un segundo domingo de mayo del 79, día de la madre, el entonces ministro de economía de la Junta Militar de Gobierno, Javier Silva Ruete descargó sobre el pueblo las medidas económicas impuestas por el fondo Monetario Internacional; al día siguiente desde las primeras horas de la mañana, de manera espontánea, las calles y plazas de todo el país fueron invadidas por miles y millones de hombres y mujeres que protestaban contra la Junta Militar de Gobierno, estas movilizaciones de protesta obligaron a la CGTP a convocar un paro nacional para el 19 de julio del 79, el cual marcó el inicio de la derrota del dictador Morales Bermúdez, quien después de esta exitosa jornada de lucha popular, tuvo que convocar a elecciones generales para una asamblea constituyente al termino del cual se comprometió a convocar a elecciones generales presidenciales y al retorno de las fuerzas armadas a sus cuarteles, en un tácito reconocimiento de su derrota política.

    En los últimos años, los pueblos hermanos de Argentina y Ecuador también se han traído abajo a sus respectivos gobiernos en una muestra más de los niveles de movilización y radicalización espontánea que pueden alcanzar los pueblos; pero por mucha radicalización, movilización e incluso violencia que puedan alcanzar los Pueblos, a falta de una organización conciente y de una dirección revolucionaria, no podrán concluir en verdaderos procesos revolucionarios y muy pronto estos movimientos se verán superados por las posiciones reformistas y reaccionarias que cambiaran algo para que nada cambie, tal como sucedió en el Perú bajo los regímenes dictatoriales de Morales Bermúdez y de Alberto Fujimori, que cedieron el paso a gobiernos democráticos burgueses, o como ha ocurrido más recientemente a los pueblos hermanos de Argentina y Ecuador.

    Gobierno y poder

    Ya hemos dicho que en nuestra América, han surgido diversos gobiernos "democráticos de izquierda"; gobiernos progresistas, unos más que otros, que podemos y debemos apoyar sin perder de vista la diferencia fundamental que existe entre ser gobierno y tener el poder. El poder político, implica la capacidad de decidir el rumbo del estado, la forma de administrar los recursos naturales y humanos, decidir el rumbo económico que favorezca nuestro desarrollo y definir con plena independencia nuestra política exterior; mientras que ser gobierno implica administrar el estado en los márgenes que determinan los organismos internacionales financieros y aquellos empresarios nativos ligados a los intereses imperialistas.

    En esas condiciones, los partidos gobernantes no tienen otra opción que aplicar políticas económicas en los márgenes que el actual sistema capitalista impone o romper con el sistema; en cuyo caso la burguesía recurrirá a su poder económico para intentar sabotear la política económica y social del gobierno progresista para tratar de derrocarlo, y si pese a esto el gobierno progresista con apoyo del pueblo aún se mantiene en la administración del estado a favor de los intereses populares, recurrirán a las fuerzas armadas para preservar el status quo, como lo hicieron en Guatemala con Jacobo Arbénz o en Chile de Salvador Allende.

    Por eso, más allá de que puedan existir condiciones para "conquistar el gobierno" los revolucionarios debemos luchar por conquistar el poder político para el proletariado y junto a nuestro pueblo construir una sociedad justa, digna y solidaria; en otras palabras, los tupacamaristas aspiramos a construir el Socialismo peruano, "sin calco ni copia" a decir de nuestro Amauta José Carlos Mariátegui.

    Las tareas actuales

    El análisis de la situación política nacional, nos presenta un cuadro de desorganización, confusión y dispersión del movimiento obrero y popular, situación que también afecta a la izquierda en su conjunto. Ahora bien, si del análisis del periodo político concluimos que las tareas urgentes de nuestro movimiento, son las de impulsar el proceso de reorganización y centralización del movimiento obrero y popular, impulsar y fortalecer todas las formas de organización del pueblo, contribuir al desarrollo de la toma de conciencia política de los más amplios sectores de nuestro pueblo y forjar la más amplia unidad de las fuerzas de izquierda para juntos recrear el socialismo peruano, surge la pregunta de: ¿cuál debe ser el eje sobre el que desarrollaremos las tareas que contribuyan a la reorganización, centralización y formación política e ideológica del conjunto del movimiento obrero y popular, que nos permitan ir acumulando fuerzas para la toma del poder político.

    Algunos dirían que como organización política militar, deberíamos responder que el eje sobre el cual deben desarrollarse estas tareas, debe ser la lucha armada, pero esa respuesta además de simplista y subjetiva, no corresponde a la actual correlación de fuerzas, ni toma en cuenta la dispersión y confusión del conjunto del pueblo.
    Ya hemos dicho que las formas y métodos de lucha deben corresponder al análisis del periodo y la coyuntura política así como a la correlación de fuerzas; a partir de esa premisa nosotros consideramos que en las actuales circunstancias la lucha política y las tareas de organización están a la orden del día, para reconstituir el tejido social, por lo que la lucha armada no es el eje de acumulación de fuerzas; lo que no significa que renunciemos a ella, lo que afirmamos es que hoy la labor política es el eje principal sobre el cual debemos desarrollar las tareas que nos permitan acumular fuerzas.

    El parto de los montes

    Hemos hecho una apretada exposición de nuestras concepciones sobre las formas y métodos de lucha, de cómo entendemos la táctica y la estrategia y el por que luchamos para conquistar el poder político; estas concepciones políticas nada tienen de claudicantes, o pacifistas, ni electoreras y mucho menos de oportunistas como afirma el comunicado del supuesto grupo Venceremos.

    Más allá de las frases comunes y de las acusaciones sin fundamento que lanzan contra nuestra organización, nos queda la interrogante de si en realidad el grupo venceremos existe y cuales son los objetivos que persiguen quien o quienes dicen ser su "dirección nacional"; sólo esperamos que no terminen como "tontos" útiles a la política represiva del actual gobierno.

    No tenemos seguridad de la existencia de este grupo ni de quienes la integran; de lo que sí estamos seguros, es de que cualquiera que haga una evaluación del periodo y la coyuntura política en forma dialéctica, es decir sin subjetivismos o voluntarismos, y las formas o métodos de lucha corresponden a la actual correlación de fuerzas, los pasos o las tareas que de ellas se deriven, permitirán crear condiciones favorables para avanzar en el proceso de acumulación de fuerzas, que contribuyan a revertir la etapa actual de dispersión por la que atraviesa el movimiento obrero y popular.

    Muchas veces, la incapacidad para entender los elementos básicos de la lucha de clases y de la dialéctica como herramienta de análisis, suele suplirse con el esquematismo y dogmatismo, que por lo general suele llevar a asumir posiciones "principistas" y seudo revolucionarias para ocultar un cierto desprecio a la lucha política e ideológica que debemos desarrollar de manera permanente en todos los espacios políticos, incluso en el terreno legal y electoral, para crear conciencia política de clase, organizar y movilizar al pueblo con el único objetivo de acumular fuerzas para la toma del poder.

    Finalmente decir que asumir la creación de un nuevo grupo y difundir públicamente críticas sin fundamento alguno, y sin que se hayan puesto al debate entre los militantes tupacamaristas, nos da la certeza de que los supuestos integrantes de este grupo no han militado en nuestra organización o que en el mejor de los casos han dejado de militar en ella hace mucho tiempo atrás y hoy se arrogan el derecho de proclamarse tupacamaristas y tomar el nombre de nuestros héroes y mártires, en una actitud que sólo se puede calificar de oportunismo político de quien o quienes, conciente o inconscientemente, contribuyen a crear más dispersión y confusión en el movimiento obrero y popular; en un momento en que el actual gobierno esta creando condiciones para reprimir toda forma de protesta organizada.

    No por casualidad, en los últimos meses periodistas acólitos del Alanismo, han lanzado diversas campañas de persecución política contra expresos políticos que militaron en nuestra organización, han acosado a familiares de nuestros presos políticos y de camaradas asesinados por las fuerzas represivas.

    Tampoco es casualidad que la embajada de los Estados Unidos reciba información confidencial, que inmediatamente hizo llegar a la prensa, sobre un supuesto complot del MRTA para asesinar al presidente Alan García. Quien por otro lado, esta esforzándose por que los miembros de las fuerzas armadas y policiales reciban todo el apoyo del estado peruano para su defensa legal en los juicios por violación de derechos humanos, mientras que las victimas del terrorismo de estado no merecen ni el respeto y mucho menos el apoyo de este gobierno. Mientras busca la forma de garantizar la impunidad a los crímenes de las fuerzas armadas y policiales, esta promoviendo una ley que sancione con la pena de muerte a los llamados terroristas.

    Si realmente existe el grupo venceremos, el tiempo y su práctica dirá lo que realmente son.

    Tupac Amaru... Vive!!
    Siembra en su pueblo... rebelión!!
    Junto a su pueblo... Revolución!!
    Con su ejemplo... Venceremos!!

    Voz Rebelde
    Noviembre del 2006

     
  • At 12/01/2006 05:55:00 da tarde, Anonymous MRTA said…

    UNA ACLARACIÓN NECESARIA

    ESTIMADOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:

    A través de la web: www.cedema.org y del correo electrónico mrta_venceremos@yahoo.com se ha difundido un comunicado, que da cuenta de la formación de una nueva organización que proclama su "deslinde con las posiciones claudicantes, pacifistas, electoreras y oportunistas al interior del MRTA..." (sic)

    Frente a la difusión pública de este comunicado, como VOZ REBELDE, órgano oficial del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, nos vemos en la obligación de responder a este documento que ha sorprendido e indignado a nuestra militancia y objetivamente ha creado confusión entre nuestro pueblo y organizaciones hermanas y de solidaridad, quienes nos han escrito para solicitarnos información sobre este tema y sobre nuestra situación actual como organización política revolucionaria.

    SITUACIÓN POLÍTICA ACTUAL

    En principio la izquierda peruana, en general y nuestra organización en particular, atraviesa por un periodo muy difícil, tras más de 20 años de guerra interna, de terrorismo de estado y de una política psicosocial cuyo objetivo fue desprestigiar la lucha armada, como método de lucha, vinculándolo al terrorismo puro y duro que impulsó y desarrolló el fundamentalismo gonzalista.

    De otro lado, la política represiva del estado peruano, so pretexto de combatir a la subversión, persiguió, encarceló, torturó y desapareció no sólo a los guerrilleros, supuestos "delincuentes terroristas", si no también al movimiento obrero y popular, a los dirigentes gremiales, sindicales y populares a lo largo y ancho del país, con el claro objetivo de impedir toda forma de movilización y protesta organizada contra la política neoliberal que se implementó en la década del 90, bajo el régimen dictatorial del corrupto y genocida Alberto Fujimori.

    En ese contexto, debemos señalar la actitud "prudente" de la izquierda tradicional, que asumió una clara y firme posición contra el "terrorismo", tras las declaraciones del dictador que instaba a la izquierda a "definirse entre democracia o el terrorismo"... lo que en lenguaje actual del gendarme imperialista, George Busch, se traduce como "o estás conmigo o estás contra mí".

    También debemos señalar que a esta toma de posiciones, contribuyó elaccionar irracional del fundamentalismo gonzalista, que con el argumento de "combatir el sindicalismo "amarillo" y el reformismo revisionista de la izquierda", inició una campaña de asesinatos selectivos de dirigentes gremiales y militantes de las organizaciones de izquierda, así como de combatientes y militantes tupacamaristas. Estas circunstancias y los errores cometidos por el movimiento guerrillero, dieron la posibilidad al estado peruano de derrotar militarmente a los grupos subversivos, así como desmovilizar y descabezar al movimiento obrero y popular; lo que objetivamente a propiciado una eventual como coyuntural victoria de la burguesía, que a conseguido retrazar el proceso revolucionario peruano, lo que no impedirá su continuidad y mucho menos la conquista de una nueva sociedad justa, digna y libre de la opresión y explotación del capitalismo neoliberal.

    La Revolución, una necesidad histórica

    Para nosotros, los explotados y vilipendiados por el sistema capitalista neoliberal, la revolución socialista más que un ideal teórico o utópico es una necesidad histórica que construiremos con convicción, decisión y sobre todo con organización. Por consiguiente, para los tupacamaristas, la revolución es un proceso político conciente que nada tiene que ver con el voluntarismo o caudillismo de la pequeña burguesía.

    Acumulación de fuerzas para la revolución

    Una revolución es un permanente proceso de acumulación de fuerzas para alcanzar el objetivo estratégico: la toma del poder político por el proletariado; cómo acumulemos fuerzas para alcanzar el objetivo estratégico, se desprenderá del "análisis concreto de la realidad concreta" del periodo y la coyuntura política por la que atraviesa el país.

    La estrategia, la táctica y los métodos de lucha
    La revolución es esencialmente una acción política que para la consecución de sus objetivos: el poder político, implementa diversas formas y métodos de lucha, según las circunstancias y necesidades del periodo y la coyuntura política.

    En lo referente al objetivo estratégico: la toma del poder político por el proletariado, debemos ser inflexibles pero en lo referente a como logremos ese objetivo, la forma y el método es decir la táctica que empleemos deben ser lo suficientemente amplias y flexibles para ir incorporando a todo el pueblo al proceso revolucionario.

    ANÁLISIS DE SITUACIÓN POLÍTICA

    En un breve análisis de la situación política, podemos decir que el periodo político por el que atraviesa el continente Latinoamericano y nuestra patria, esta signado por una ofensiva contra revolucionaria con claro predominio del imperialismo yanqui, que tras la caída del campo socialista se ha constituido en el gendarme mundial que impone sus políticas de rapiña a sangre y fuego. Pero en medio de esta hegemonía imperialista, se ven ya indicios de que los pueblos van lentamente retomando sus movilizaciones y luchas, al tiempo que instintivamente asumen posiciones de izquierda y socialistas, tras más de 30 años de fracaso del modelo capitalista neoliberal.

    Este viraje hacia la izquierda a dado como resultado la existencia de Gobiernos "democráticos de izquierda" en Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia y últimamente Nicaragua.

    América Latina, es hoy el escenario de nuevas jornadas de movilización y lucha en un espacio que hasta muy poco era considerado exclusivo y hegemónico por las clases dominantes: los procesos electorales y la democracia burguesa; instancias o espacios políticos, que muchos "revolucionarios" menospreciamos.

    Esa "democracia" que el imperialismo hizo suya, como símbolo de su sociedad de consumo y libre mercado, que sin embargo debido a su carácter agresivo y rapaz, niega en la práctica avasallando los más elementales derechos de los pueblos y aún en su propio territorio, lo que en las actuales circunstancias posibilita que la "democracia", como demanda de los pueblos, hoy se constituya en elemento desestabilizador y subversivo para el imperialismo; por lo que la lucha por la "democracia" y la defensa de los derechos civiles y ciudadanos se constituyen hoy en una bandera de lucha que hay necesidad de enarbolar y agitar como una forma de movilizar y organizar al movimiento obrero y popular.

    El Perú de hoy

    El pueblo peruano no es ajeno a la realidad que vive el mundo, lo que se expresa en lo siguiente:

    1- En primer lugar, en el Perú la ofensiva contra revolucionaria tuvo en la dictadura fujimorista su más alta expresión, debido al terrorismo de estado, a su capacidad para aprovechar los errores del fundamentalismo senderista y los nuestros, derrotó al movimiento guerrillero e impuso el modelo neoliberal.

    2- La acción del comando Edgar Sánchez, como respuesta organizada y armada al capitalismo salvaje y a la dictadura fujimorista, puso en evidencia lo nefasto y brutal del modelo neoliberal y descubrió a los ojos del mundo la política de terrorismo de estado que el régimen fujimorista implementó para imponer el modelo neoliberal, modelo económico que el pueblo peruano había rechazado mayoritariamente en el proceso electoral de 1990.

    3- Si bien es cierto, al aniquilar al comando Edgar Sánchez, el régimen fujimorista obtuvo una victoria militar, en lo político le significó una victoria pírrica, en tanto que la acción del comando demostró a nuestro pueblo que la dictadura no era invencible y podía ser derrotada con decisión, conciencia y organización; por otro lado, dicha acción apertura un nuevo escenario político que el pueblo en su accionar fue llenando a lo largo y ancho del país y que tuvo su más alta expresión en la marcha de los 4 suyos, propuesta política de nuestra organización, que de manera oportunista fue asumido por el toledismo, ante nuestra debilidad orgánica y carencia de cuadros públicos que se pusieran al frente del movimiento de masas.

    4- La evidente corrupción del régimen fujimorista puesta al descubierto por los vladivideos y la creciente movilización popular, hicieron posible la caída del dictador y el advenimiento de un gobierno de transición y el posterior retorno a la democracia.

    5- Con el retorno a la democracia formal, la situación de opresión y explotación, de creciente pobreza y desempleo generalizado no ha cambiado, pero se dan las condiciones necesarias para implementar tareas tendientes a reorganizar el movimiento obrero y popular, centralizar sus dispersas luchas y hacerlas trascender de luchas reivindicativas a verdaderas luchas políticas; tareas que lamentablemente han sido casi abandonadas por la izquierda tradicional y que nosotros no estamos realizando con la contundencia necesaria debido a nuestras debilidades orgánicas; generándose así un espacio para el surgimiento de posiciones nacionalistas pequeño burguesas, que con un lenguaje populista y seudo radical y "anti sistema" pretenden arrastrar a vastos sectores de la población y a un sector de "izquierda" para quienes la "democracia burguesa" constituye un fin en si mismo.

    De este sucinto análisis de la situación política nacional, podemos concluir que en términos generales y sin temor a equivocarnos, existen condiciones objetivas para el desarrollo de un verdadero proceso revolucionario; por un lado, la crisis del capitalismo, se ha visto agravado por el fracaso de su modelo neoliberal; modelo económico que propicia el saqueo y depredación de nuestros recursos naturales y humanos a favor de las transnacionales; y pese a que los gobiernos de turno alaban sus logros y "éxitos macro económicos", esto no beneficia en nada a nuestro pueblo y cada vez profundiza las desigualdades sociales; de otro lado, pese a que la burguesía ha derrotado al movimiento guerrillero, ha desarticulado al movimiento obrero y popular, y al reciente y estrepitoso fracaso de la izquierda institucional en el pasado proceso electoral, no puede mantener bajo su control e influencia al conjunto del pueblo, que pese al repliegue y dispersión no se somete a la influencia ideológica de la burguesía y aspira, de manera instintiva, a un necesario cambio en sus condiciones de vida.

    En términos marxistas, estas constituyen las llamadas condiciones objetivas para un proceso revolucionario. Pero un proceso revolucionario no se desarrolla sólo por la existencia de condiciones objetivas, junto a las condiciones objetivas deben existir y desarrollarse las condiciones subjetivas: la organización consciente del proletariado y el partido revolucionario.

    La tarea de los revolucionarios

    Hoy las masas están virando instintivamente hacia posiciones de izquierda, pero no tienen aún una organización fuerte y cohesionada ni la conciencia e independencia política de clase y por eso pueden ser confundidas y arrastradas fácilmente hacia posiciones nacionalistas pequeño burguesas y reformistas que nada tienen que ver con las aspiraciones socialistas del proletariado revolucionario.

    Frente a esta realidad de confusión y dispersión, debemos preguntarnos: ¿Cuál es el papel de los revolucionarios y del partido en el proceso de la lucha de clases? A esa pregunta sólo podemos responder que el papel de los revolucionarios y del partido es la de contribuir a crear conciencia y organización, incorporar al proceso revolucionario a los más amplios sectores del pueblo y desarrollar la más amplia unidad e influencia política e ideológica en el seno del pueblo, combatiendo las posiciones confusionistas y oportunistas; derrotando el escepticismo y la dispersión; fortaleciendo su moral y convirtiendo sus luchas aisladas y reivindicativas en luchas centralizadas y sobre todo políticas. Estas son hoy, las tareas más importante de los revolucionarios.

    La espontaneidad de las luchas populares:

    En nuestra izquierda, hay camaradas que afirman que "sólo el pueblo salvará al pueblo", pero un pueblo sin organización y conciencia será fácil presa de aquellos que pretenden mantenerlos atados al yugo de la opresión y explotación capitalista. Como revolucionarios asumimos que son los pueblos organizados y con clara conciencia de la necesidad de las transformaciones sociales, los que hacen la historia.

    En la historia de la lucha de clases, podemos encontrar ejemplos de cómo pueblos sin la suficiente conciencia política y con una alta dosis de espontaneidad, en determinadas condiciones pueden alcanzar niveles muy altos de movilización y violencia, al punto que pueden traerse abajo a regímenes dictatoriales o gobiernos que no toman en cuenta las necesidades y aspiraciones populares. Un ejemplo de esto lo vivimos en la década del 70 en nuestro país, cuando un segundo domingo de mayo del 79, día de la madre, el entonces ministro de economía de la Junta Militar de Gobierno, Javier Silva Ruete descargó sobre el pueblo las medidas económicas impuestas por el fondo Monetario Internacional; al día siguiente desde las primeras horas de la mañana, de manera espontánea, las calles y plazas de todo el país fueron invadidas por miles y millones de hombres y mujeres que protestaban contra la Junta Militar de Gobierno, estas movilizaciones de protesta obligaron a la CGTP a convocar un paro nacional para el 19 de julio del 79, el cual marcó el inicio de la derrota del dictador Morales Bermúdez, quien después de esta exitosa jornada de lucha popular, tuvo que convocar a elecciones generales para una asamblea constituyente al termino del cual se comprometió a convocar a elecciones generales presidenciales y al retorno de las fuerzas armadas a sus cuarteles, en un tácito reconocimiento de su derrota política.

    En los últimos años, los pueblos hermanos de Argentina y Ecuador también se han traído abajo a sus respectivos gobiernos en una muestra más de los niveles de movilización y radicalización espontánea que pueden alcanzar los pueblos; pero por mucha radicalización, movilización e incluso violencia que puedan alcanzar los Pueblos, a falta de una organización conciente y de una dirección revolucionaria, no podrán concluir en verdaderos procesos revolucionarios y muy pronto estos movimientos se verán superados por las posiciones reformistas y reaccionarias que cambiaran algo para que nada cambie, tal como sucedió en el Perú bajo los regímenes dictatoriales de Morales Bermúdez y de Alberto Fujimori, que cedieron el paso a gobiernos democráticos burgueses, o como ha ocurrido más recientemente a los pueblos hermanos de Argentina y Ecuador.

    Gobierno y poder

    Ya hemos dicho que en nuestra América, han surgido diversos gobiernos "democráticos de izquierda"; gobiernos progresistas, unos más que otros, que podemos y debemos apoyar sin perder de vista la diferencia fundamental que existe entre ser gobierno y tener el poder. El poder político, implica la capacidad de decidir el rumbo del estado, la forma de administrar los recursos naturales y humanos, decidir el rumbo económico que favorezca nuestro desarrollo y definir con plena independencia nuestra política exterior; mientras que ser gobierno implica administrar el estado en los márgenes que determinan los organismos internacionales financieros y aquellos empresarios nativos ligados a los intereses imperialistas.

    En esas condiciones, los partidos gobernantes no tienen otra opción que aplicar políticas económicas en los márgenes que el actual sistema capitalista impone o romper con el sistema; en cuyo caso la burguesía recurrirá a su poder económico para intentar sabotear la política económica y social del gobierno progresista para tratar de derrocarlo, y si pese a esto el gobierno progresista con apoyo del pueblo aún se mantiene en la administración del estado a favor de los intereses populares, recurrirán a las fuerzas armadas para preservar el status quo, como lo hicieron en Guatemala con Jacobo Arbénz o en Chile de Salvador Allende.

    Por eso, más allá de que puedan existir condiciones para "conquistar el gobierno" los revolucionarios debemos luchar por conquistar el poder político para el proletariado y junto a nuestro pueblo construir una sociedad justa, digna y solidaria; en otras palabras, los tupacamaristas aspiramos a construir el Socialismo peruano, "sin calco ni copia" a decir de nuestro Amauta José Carlos Mariátegui.

    Las tareas actuales

    El análisis de la situación política nacional, nos presenta un cuadro de desorganización, confusión y dispersión del movimiento obrero y popular, situación que también afecta a la izquierda en su conjunto. Ahora bien, si del análisis del periodo político concluimos que las tareas urgentes de nuestro movimiento, son las de impulsar el proceso de reorganización y centralización del movimiento obrero y popular, impulsar y fortalecer todas las formas de organización del pueblo, contribuir al desarrollo de la toma de conciencia política de los más amplios sectores de nuestro pueblo y forjar la más amplia unidad de las fuerzas de izquierda para juntos recrear el socialismo peruano, surge la pregunta de: ¿cuál debe ser el eje sobre el que desarrollaremos las tareas que contribuyan a la reorganización, centralización y formación política e ideológica del conjunto del movimiento obrero y popular, que nos permitan ir acumulando fuerzas para la toma del poder político.

    Algunos dirían que como organización política militar, deberíamos responder que el eje sobre el cual deben desarrollarse estas tareas, debe ser la lucha armada, pero esa respuesta además de simplista y subjetiva, no corresponde a la actual correlación de fuerzas, ni toma en cuenta la dispersión y confusión del conjunto del pueblo.
    Ya hemos dicho que las formas y métodos de lucha deben corresponder al análisis del periodo y la coyuntura política así como a la correlación de fuerzas; a partir de esa premisa nosotros consideramos que en las actuales circunstancias la lucha política y las tareas de organización están a la orden del día, para reconstituir el tejido social, por lo que la lucha armada no es el eje de acumulación de fuerzas; lo que no significa que renunciemos a ella, lo que afirmamos es que hoy la labor política es el eje principal sobre el cual debemos desarrollar las tareas que nos permitan acumular fuerzas.

    El parto de los montes

    Hemos hecho una apretada exposición de nuestras concepciones sobre las formas y métodos de lucha, de cómo entendemos la táctica y la estrategia y el por que luchamos para conquistar el poder político; estas concepciones políticas nada tienen de claudicantes, o pacifistas, ni electoreras y mucho menos de oportunistas como afirma el comunicado del supuesto grupo Venceremos.

    Más allá de las frases comunes y de las acusaciones sin fundamento que lanzan contra nuestra organización, nos queda la interrogante de si en realidad el grupo venceremos existe y cuales son los objetivos que persiguen quien o quienes dicen ser su "dirección nacional"; sólo esperamos que no terminen como "tontos" útiles a la política represiva del actual gobierno.

    No tenemos seguridad de la existencia de este grupo ni de quienes la integran; de lo que sí estamos seguros, es de que cualquiera que haga una evaluación del periodo y la coyuntura política en forma dialéctica, es decir sin subjetivismos o voluntarismos, y las formas o métodos de lucha corresponden a la actual correlación de fuerzas, los pasos o las tareas que de ellas se deriven, permitirán crear condiciones favorables para avanzar en el proceso de acumulación de fuerzas, que contribuyan a revertir la etapa actual de dispersión por la que atraviesa el movimiento obrero y popular.

    Muchas veces, la incapacidad para entender los elementos básicos de la lucha de clases y de la dialéctica como herramienta de análisis, suele suplirse con el esquematismo y dogmatismo, que por lo general suele llevar a asumir posiciones "principistas" y seudo revolucionarias para ocultar un cierto desprecio a la lucha política e ideológica que debemos desarrollar de manera permanente en todos los espacios políticos, incluso en el terreno legal y electoral, para crear conciencia política de clase, organizar y movilizar al pueblo con el único objetivo de acumular fuerzas para la toma del poder.

    Finalmente decir que asumir la creación de un nuevo grupo y difundir públicamente críticas sin fundamento alguno, y sin que se hayan puesto al debate entre los militantes tupacamaristas, nos da la certeza de que los supuestos integrantes de este grupo no han militado en nuestra organización o que en el mejor de los casos han dejado de militar en ella hace mucho tiempo atrás y hoy se arrogan el derecho de proclamarse tupacamaristas y tomar el nombre de nuestros héroes y mártires, en una actitud que sólo se puede calificar de oportunismo político de quien o quienes, conciente o inconscientemente, contribuyen a crear más dispersión y confusión en el movimiento obrero y popular; en un momento en que el actual gobierno esta creando condiciones para reprimir toda forma de protesta organizada.

    No por casualidad, en los últimos meses periodistas acólitos del Alanismo, han lanzado diversas campañas de persecución política contra expresos políticos que militaron en nuestra organización, han acosado a familiares de nuestros presos políticos y de camaradas asesinados por las fuerzas represivas.

    Tampoco es casualidad que la embajada de los Estados Unidos reciba información confidencial, que inmediatamente hizo llegar a la prensa, sobre un supuesto complot del MRTA para asesinar al presidente Alan García. Quien por otro lado, esta esforzándose por que los miembros de las fuerzas armadas y policiales reciban todo el apoyo del estado peruano para su defensa legal en los juicios por violación de derechos humanos, mientras que las victimas del terrorismo de estado no merecen ni el respeto y mucho menos el apoyo de este gobierno. Mientras busca la forma de garantizar la impunidad a los crímenes de las fuerzas armadas y policiales, esta promoviendo una ley que sancione con la pena de muerte a los llamados terroristas.

    Si realmente existe el grupo venceremos, el tiempo y su práctica dirá lo que realmente son.

    Tupac Amaru... Vive!!
    Siembra en su pueblo... rebelión!!
    Junto a su pueblo... Revolución!!
    Con su ejemplo... Venceremos!!

    Voz Rebelde
    Noviembre del 2006

     
  • At 12/02/2006 06:13:00 da tarde, Anonymous Anónimo said…

    siempre he tratado de buscar a alguien que comparta mis ideas a fondo que sea leal a un motivo por el cual uno luche y sepamos que tiene un sentido un motivo por el cual sepamos que es por el bien de nuestros hermanos que nadie a pesar de su ´poder econmico explote y denigre a nuestros hermanos no soy un terroista solo soy un hombre que esta seguro de mover montañas pero necesito ayuda necesito saber que no estoy solo en mi lucha me han dicho que es mi sangre es mi ser la conviccion que corre por mis venas soy un arequipeño si lo se eso me da ams fuerza par seguir adelante aunque tengh que hacer sacrificios por el bien de mi familia y las personas que quiero luchare por mi patria ay me canse de ver siempre y ser parte d ela discriminacion de no poder ir a lugares en los que solo personas blancas y adineradas solo van que recibo el maltrato de sicologico de la gente misma quiero el cambio se que no es tarde alguan vez uds lucharon por el cambio yo quiero seguir esa lucha mi genracion no cree mucho n las ideas de antaño ya que se ve desñumbrada por un mundo de fantasias que los poderosos del gobierno les dibujan en usu mentes solo una respuesta solo siquiera diganme algo ya me canse de esto ya me canse de tanat infamia de ver limosneros de ver delincuentes de ver abusos de uq unos vivan bien y el pueblo una miseria cambiemos esto vivamos una nueva ideologia de cambio es el momento propicio par inciar algo que las genraciones lloraran por loq ue perdimos por darle sun futuro mejor que mis hijos crean que si hay solucion lenin pudo nosotros tambien vietnan ´pudo los arabes no se rinden los chinoS lo lograron no seamos sordos a la lucha sigamos adelante.............. unidos VENMCEREMOS POR UN NUEVO FUTURO casi hay dias en lo que pienso que no hay razon de lucha pero mi mente y mi corazon viven una poesia la cual susurra en mi cabeza pidiendo el gran cambio.
    Fdo.-
    DANIEL LLOQUE LINAREZ
    " IVAN "

     
  • At 12/17/2006 04:11:00 da manhã, Anonymous JULIO said…

    *
    *
    *
    *
    *
    - Fusilar a las 3 personas que son del MRTA-venceremos!!!
    Por la menoría de cerpa cartolini y los tupacamaristas que dieron su vida por la revolución peruana

    - Fusilar a los soplones

    - Aniquilar a los revisionistas y traidores a los mártires del MRTA y del Pueblo…

    *
    *
    *
    *
    *

     
  • At 2/12/2007 01:17:00 da manhã, Anonymous MISTICO said…

    de tontos es dividirse, un gran daño a la causa tupacamarista, y un bien a quienes exploytan a nuestro pueblo, dejemos de lado los adjetivos y forjemos juntos el camino hacia la revolucion, es todo lo que les pido

    MISTICO

     
  • At 8/18/2007 04:51:00 da tarde, Anonymous Anónimo said…

    ¡VIVA LA REVOLUCION CARAJO Y EL PERÙ MRT VIVA! SOLO SOY UN SINPATISANTE .

     
  • At 5/30/2008 08:27:00 da manhã, Anonymous Anónimo said…

    Vale la pena preguntarse si alguna ves Mariategui o Guevara pensarón que sus ideales y viciones de un mundo de igualdades podrían ser enarvoladas por un grupo de genocidas y terroristas que bajo el pretexto de buscar una igualdad dentro de la sociedad peruana emplearón el terror, el crimen, el secuestro y el asesinato de civiles inocentes al igual que de miles de militares y autoridades politicas a lo largo de más de 15 años sin importarles la vida de niños y mujeres...no se equivoquen señores, el MRTA ha sido siempre una organización terrorista y criminal que nunca tuvo la capacidad politica ni intelectual de cambiar la realidad peruana a tra ves de acciones claras en contra de la lucha contra la pobreza y la igualdad de oportunidades en el Perú.

    Hermanos sudamericanos e hispanohablantes no caigamos en la vil estrateguia de esta sarta de escorias humanas que ahora bajo el estado de derecho pretenden enarvolar la bandera de la democracia bajo un disfraz de cordero cuando en realidad son unos lobos sedientos de sangre pues siguen pensando que la lucha contra la desigualdad a traves del derramamiento de sangre y no de la lucha de ideas e iniciativas que planteen un verdadero cambio en nuestra nacion... basta leer su disccurso: Patria o Muerte...el pueblo del Perú los repudia y repudiara a tra ves de la historia...malditos asesinos espero que se retuerzan en el infierno toda la eternidad

     
  • At 12/22/2008 01:37:00 da manhã, Anonymous Anónimo said…

    en mi opinion si deseamos hacer una lucha armada donde el pueblo nos apoye no debemos atacar a los civiles cobardemente asi sean soplones o traidores osea que quiero decir con esto que no debemos tomar un arma y disparar a otra persona que este desarmado osea fusilarlo sin antes haber averiguado bien, ese era el estilo violento de SL que no me gusto, tampoco debemos tomar rehenes sino que debemos tomar prisioneros de guerra osea a soldados en combate o contrarevolucionarios que es cosa disitinta, en las guerras se toma prisioneros y lo de tomar rehenes son actos cobardes ya que entre ellos se aprisiona civiles que estuvieron desarmados y sin psoibilidad de defenderse por eso es que justamente nos llaman terroristas de sembrar terror sobre nuestro propio pueblo y nos persiguen. Estoy de acuerdo y tienen la razon esas personas que dicen que en las guerras tambien mueren gente inocente osea civiles pero en mi idea se debe tratar de evacuar o no hacer tanto daño sobre los civiles pero si al contrario se debe hacer bastante daño a cuarteles policiales y militares para apoderarse de sus armas al contrario de lo que dije anteriormente ese estilo del MRTA y de SL si me gusto mucho ya que las guerras se hace atacando cuarteles de ejercitos ,guerrilas contrarevolucionarios como es el caso de las rondas, ya que con eso se tiene la ventaja de tomar sus armas. En mi opinion en una guerra revolucionaria se debe educar y pedir apoyo al pueblo y reclutar a voluntarios y no obligar a nadie a que que te siga ese estilo no me gusto del SL y fue por eso que perdieron la lucha armada ya que el pueblo se canso de eso y hasta incluso disparaban contra ellos mismos para asi sentirse liberados y fue ahi donde el pueblo que en un principio aplaudia y daba VIVAS a las acciones que se realizaban pues luego se les volteo y hasta si podina los pisaban la cara yo fui testigo de una de esas historias donde a un guerrilero de la PCPSL que tenia como mision reclutar forzosamente en distintos pueblos fue asesinado al estar dirigiendose justo en el pueblo donde yo estaba al ingresar ahi con sus reclutados ellos solo esperaron la oportunidad de que el guerrilero descuide su fusil y le quitaron y luego le dispararon en el pie y le apedrearon y aplastaron con varias rocas en pocas palabras fue masacrado osea la muerte mas fea que uno puede tener, por eso querido pueblo si deseamos hacer una lucha armada hay que hacerlo estrategicamnte y no violenta y forzosamente que eso fracasa.

     
  • At 3/31/2010 02:04:00 da tarde, Anonymous Anónimo said…

    Señores partidarios o curiosos yo como peruano y al ver el fracaso de nuestra clase politica nacional y ver el nacionalismo endeble que esta formando ollanta humala si los apoyo pero cambien sus raices comunistas por un nacionalismo autentico que nos haga sentir orgullosos ser peruanos y que se garantise la educacio y salud de todos los niños del pais sin ninbguna distincion porque lo menos que debemos hacer nosotros los adultos principalmente los jovenes es dejar una mejor patria a la generacion venidera ya que nuestros viejos nos dieron poco y a otros nada.

     
  • At 6/20/2010 06:03:00 da manhã, Anonymous anderson_14_1212@ said…

    soy una persona muy atraido por movimientos revolucionarios y os qiero prestar mis servisios ,ante mi corta edad k tengo mis ideas son claras liberales y pues admiro a todos los revolucionarios el moviento *mrta* es un claro ejemplo de cambio y justicia ante todo estos aptos de corrupcion k se dan en nuestro paiz sin mas palabras k añadir
    ¡¡¡k viva el *MRTA* carajo k viva la revolucion k viva ¡¡¡¡

     
  • At 10/03/2011 08:52:00 da tarde, Anonymous Anónimo said…

    ESTE MOVIMIENTO BASURA, ES ESO BASURA,NADA BUENO, NI NUEVO, NI CREATIVO SALE DE ESTA BASURA, SOLO OLOR A MUERTE E INSANIA.

     

Enviar um comentário

Nota: só um membro deste blogue pode publicar um comentário.

<< Início
 
Contacto
Música ESONS
Última actualización (13/09/12):
Il Nostro Rancore, Trade Unions
Poesia VERSOS DE COMBATE
Última actualización (24/8/12):
Amencer, Florencio Delgado Gurriarán
Tradutor-Translator-Переводчик-Übersetzer
Arquivo
Pesquisas

ENP Estoutras Notas Políticas. Resolución 1024x768
ecoestadistica.com